Nosotros, al igual que tú, esperamos con impaciencia el momento, en el que vamos a estar tumbados en la playa, adquiriendo un tono dorado bajo el sol. El bronceado intenso siempre causa buen humor y sonrisas, evoca agradables recuerdos veraniegos y nos hace sentirnos sexy. Y esto no es casual, es que cuando nos exponemos al sol, estimulamos la producción de vitamina D y de serotonina – la hormona de la felicidad.

Lucir un moreno dorado e intenso, sin embargo, no depende solo de la cantidad de los días pasados bajo el sol abrasador de verano. Para disfrutar de un bronceado profundo, liso y duradero, tienes que tener en cuenta también otros factores. Hoy te voy a revelar algunos trucos fáciles que puedes aplicar a diario. Con ellos podrás adquirir el soñado tono dorado y disfrutarás de una piel de terciopelo durante todo el año.

Sé paciente

Pues sí, nosotros, como tú, también somos impacientes, pero debemos tener cuidado las primeras veces que nos expongamos al sol. Tomar el sol en exceso no nos garantiza que adquiramos más rápido el bronceado, sino todo lo contrario – quemadura solar y piel irritada. Esta es la razón, por la cual te recomiendo que al principio te expongas paulatinamente a las caricias del sol, y siempre a las horas idóneas del día.

 

Sé natural

No utilices maquillaje, perfume o desodorante cuando tomes el sol. Esto puede causar irritaciones y alergias, y ser la causa de la aparición de manchas en la piel.

¡Agua, agua y más agua!

La piel no necesita solo hidratación por fuera, sino también por dentro. Toma lo máximo de agua que puedas, alrededor de 1,5 – 2 litros al día. Ya que es el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel es la primera donde se notan los signos de la deshidratación. Lleva en el bolso una botella de agua, así te acordarás de tomar un trago. Añádele trocitos de pepino, cítricos, fresas u otra fruta favorita para darle un sabor más fresco. Y con unas cuantas hojitas de menta te olvidarás fácilmente de todas las bebidas azucaradas e insalubres.

Cuida tu piel a diario

La piel nutrida e hidratada en profundidad permite adquirir un bronceado homogéneo, a la vez que reduce el riesgo de quemaduras. Por eso, es necesario que nutras tu piel a diario con aceites naturales. De esta manera le aseguras una gama completa de vitaminas, minerales, sustancias biológicas activas y antioxidantes. Lo mejor es que los apliques inmediatamente después de ducharte, cuando los poros de la piel están abiertos y listos para absorber la cantidad máxima de las sustancias de los aceites naturales puros. Para obtener los óptimos resultados, aplica mientras tu piel esté todavía húmeda o mojada. Para esta finalidad, he descubierto la fórmula perfecta de aceites prensados en frío, cuidadosamente seleccionados. Elige el tuyo entre los siguientes:

  • COCOSOLIS Superfruity Dry Oil – con una mezcla de superfrutas, tu piel estará siempre nutrida, joven y firme. El alto contenido de antioxidantes naturales le asegura una acción antienvejecimiento e hidrata y vitaminiza la piel de manera efectiva. Con su cautivador aroma a frutas exóticas, nos traslada a una isla tropical con cada aplicación.
  • COCOSOLIS Stretch mark oil – este no es solo un aceite contra las estrías, sino una combinación mágica, un elixir para tu piel que puedes utilizar cada día después de la ducha para todo el cuerpo. Con su sustancia activa natural patentada, este aceite estimula la producción de colágeno de alta calidad y aumenta la elasticidad de la piel. Le devuelve la vida a la piel deshidratada y envejecida, y el aroma fresco a mandarinas y su textura suave hacen de la aplicación un verdadero deleite.

Exfolia de manera natural

El factor clave para lucir un bronceado sano y duradero está en la preparación de la piel poco antes de haber llegado a la playa. La piel bien exfoliada y limpia adquiere un tono moreno más fácilmente. La exfoliación regular mejorará la circulación sanguínea de la parte superficial de la piel. De este modo gozarás de una piel suave y luminosa. Y lo más importante – quitará las células muertas y dejará lugar a las nuevas. Así podrás disfrutar verdaderamente de un bronceado duradero, firme y uniforme. A la hora de elegir un exfoliante corporal, no hagas compromisos – elige solo aquel que contiene sustancias naturales por completo.

Incluye estos trucos todos los días y gozarás de una piel suave como terciopelo, un bronceado luminoso y energía durante todo el día. Espera la próxima publicación, en la que compartiré contigo los otros 6 consejos + recetas para una piel irresistible durante el verano.

Tuyo, COCOSOLIS

Menú